escalada

Humilde, sensible y de gran corazón. Así definiría yo a Maud Ansade bajo sus hombros fuertes y su mirada perseverante de escaladora.

Nos conocimos hace ya más de tres años y medio cuando las dos decidimos dejar nuestras maletas en Barcelona y desde entonces, la considero como una gran amiga que siempre estuvo presente, en las buenas y en las malas.

Me hizo descubrir el mundo de la montaña y de la escalada. Estuvimos por las Alpujarras, subimos el Mulhacen, escalamos en Targassonne, Rodellar, Margalef…siempre en lugares impresionantes. Me ayuda a superar mis limites tantos físicos como mentales.

Escalar, un deporte de autosuperación

Siempre que vamos a la montaña, me transmite mucha energía y me permite desconectar de mi rutina. Se me sube la adrenalina, siento bienestar, comparto momentos inolvidables y se crean vínculos. Una forma de sentirse viva. Para mí, la escalada no es para nada un deporte individual ya que el apoyo de los demás es un pilar para superarte. Cuando dejas a una persona asegurarte, tienes que tener mucha confianza en ella, y para eso, primero debes confiar en ti.

Maud me enseñó la importancia del mental en la escalada y que el cuerpo puede seguir si le mandas mensajes positivos a la mente. Claro, es importante conocer sus límites, pero muchas veces tendemos a pensar que ya los hemos alcanzado cuando aún nos queda por recorrer. Eso nos pasa en la escalada como en la vida.

 

Beneficios de la escalada

  • Mejorar la autoestima
  • Confiar en sí mismo y en los demás
  • Liberar las emociones
  • Conocer su cuerpo
  • Ganar en equilibrio
  • Ganar en flexibilidad y agilidad
  • Aprender a ser paciente

Un poco más sobre Maud Ansade…

Maud viene de los Alpes (Francia) y escala desde hace 17 años. Ganó competiciones en el mundo y decidió establecerse en Cataluña y seguir disfrutando de su deporte favorito. Trabaja en el rocódromo SHARMA CLIMBING y durante su tiempo libre pasa mucho tiempo escalando.

¿Maud, que te enseño la escalada?
Es un deporte que me hizo madurar. A los 13 años empecé campeonatos, competiciones en el mundo y tuve que salir de mi casa, viajar sin tener a mis padres al lado. No tienes más opción que aprender por ti misma.

¿Cómo te sientes cuando escalas?
Me siento feliz cuando estoy escalando, es una manera de desconectar y de disfrutar.

¿Cuáles son tus lugares favoritos para escalar?
He descubierto tantos lugares maravillosos! Cada fin de semana me escapo de Barcelona y voy a uno de los sectores magicos de Catalunya. Mi lugar favorito es Margalef.