alma salvajeHoy me interesa escribir sobre la película “Alma salvaje”. La vi ayer y hoy he madrugado para ir a caminar 😉

Me gusto y me recordó sensaciones que pude tener al hacer el camino de Santiago. El hecho de salir de su zona de confort puede ayudar mucho a entenderse mejor, a perdonarse y a valorar lo que uno tiene.

Cada uno de nosotros podemos encontrar nuestra forma de sanar heridas. Caminar para mí es un tipo de terapia que permite “descargar la mochila”, abandonar la vida cotidiana, el estrés y  las prisas.

“Si tu valor te rehuye, supera tu voluntad” Emily Dickinson

La película está basada en una historia real de una mujer que acaba de perder a su madre, la persona que más amaba. También se acaba su matrimonio tras muchas infidelidades y la toma de drogas duras. La chica ya no le da sentido a la vida y decide recorrer el sendero de las cimas del pacifico, unos 1700 kilómetros.

Se cruza con poca gente y aunque esta sola haciendo el recorrido, dice que se siente menos sola que en su propia ciudad. Se nota que los primeros días son los más duros pero poco a poco llegan los beneficios.

También permite ver que los placeres están en los detalles, en poder beber, comer, compartir con la gente, estar en contacto con la naturaleza. Para tener el espíritu tranquilo, no hace falta más que caminar.

Recomiendo la peli y también una buena caminata 🙂