Como hombre creo sano que asumamos que nos han otorgado demasiados privilegios. Que vivimos en la hegemonía de la masculinidad y que hay valores de este statu quo que nos empobrecen como seres humanos por estar basados en la desigualdad. Que estamos en la posición del líder con las mujeres a nuestro servicio. El otro día en un taller de psicoterapia la formadora nos dijo, los chicos estáis educados para resolver la carencia, la necesidad, sin perder un minuto, rápidamente.…